La CIE-10, al igual que el DSM-IV, establece dos subtipos de demencia tipo Alzheimer: de inicio temprano y de inicio tardío. Sin embargo, la CIE-10 especifica, para estos subtipos, a la vez aspectos del curso clínico y tipos de déficits característicos.

Se establece que los casos de inicio temprano deben tener un inicio y evolución relativamente rápidos así como un rasgo característico de afectación cognoscitiva como afasia, por su parte los casos de inicio tardío deben caracterizarse por un inicio lento y gradual con un predominio del deterioro de la memoria sobre otros déficits intelectuales. En dicho manual, este trastorno aparece bajo el nombre de demencia de la enfermedad de Alzheimer.