La demencia es una entidad anatomo-clínica y su diagnóstico es fundamentalmente clínico. La aproximación diagnostica al síndrome demencial requiere seguir un proceso ordenado que incluya:

  • El diagnóstico de la presencia de deterioro cognitivo.
  • La caracterización clínica del deterioro cognitivo como demencia o diagnóstico sindrómico.
  • El diagnóstico de presunción de la forma de demencia o diagnóstico etiológico.
  • El grado de repercusión funcional, social y familiar.
  • El diagnóstico de DV sólo puede establecerse cuando se demuestra la existencia de enfermedad vascular cerebral, haya sido esta sintomática o no. La exploración neurorradiológica es por tanto imperativa en el estudio del DV. Además, la neuroimagen estructural (TC o RM) aportará información imprescindible para el diagnóstico tanto en el sentido de demostrar la existencia de patología vascular cerebral como a la hora de establecer el tipo de lesiones y orientar así el diagnóstico etiológico.


Como se ha dicho, la neuroimagen estructural es necesaria para establecer el diagnóstico de DV. Sin embargo, no se dispone hoy de datos neurorradiológicos que permitan establecer una correlación directa causa-efecto entre deterioro cognitivo y enfermedad vascular cerebral. Cuando se analizan los estudios en los que se han comparado pacientes vasculares con y sin demencia la falta de uniformidad y consistencia en los hallazgos ha limitado su aplicación clínica.


Aunque no existe un instrumento psicométrico diferenciador útil, si podemos valernos de ciertas pruebas o escalas, que nos pueden ayudar a determinar el grado deterioro cognitivo y funcional así como su evolución.

Cache hits : 5 [83%]
Cache misses : 1 [16%]
Cache total : 6
Url added to cache : 2740



Misses list
index.php?option=com_search&lang=es&searchword=

In memory, waiting to be written : 0
Ram used : 406488