Una parte de los pacientes presentan síntomas del tipo de la desinhibición social, tendencia al chiste y a la risa fácil, inadecuación a las situaciones interpersonales e irresponsabilidad y falta de preocupación sobre las consecuencias de las acciones, con conductas sexuales inadecuadas. Otros pacientes presentan más bien síntomas en la línea de la inhibición, pérdida de calidez emocional, retracción social y distractibilidad. Es frecuente la conducta de utilización de objetos. El paciente no puede evitar usar los objetos que tiene delante, aunque en ese momento no tenga ninguna razón para servirse de ellos.

 

Las alteraciones cognitivas suelen aparecer más tarde que las de la personalidad, unos dos años después, y se caracterizan por un deterioro del lenguaje en el sentido de empobrecimiento, estereotipias verbales, falta de fluidez y finalmente mutismo. Además se producen claros déficit de memoria, pero no tan marcados como en la enfermedad de Alzheimer. No hay alteración de las capacidades visuoespaciales y por tanto no existe apraxia constructiva, imposibilidad de visualizar y construir o dibujar objetos en tres dimensiones, que es otro de los síntomas típicos de la enfermedad de Alzheimer. La orientación, el cálculo y las gnosias, capacidad de percibir y reconocer los estímulos de los sentidos: visuales, auditivos y táctiles, pueden estar también bastante preservadas.

Es importante mencionar como forma clínica al llamado síndrome de Kluver-Bucy, vinculado a atrofia polar bitemporal. Se caracteriza por hiperoralidad, hipersexualidad, hipoemocionalidad y una manifestación denominada hipermetamorfopsia. La hiperoralidad puede ser franca, observándose que el paciente tiende a explorar objetos con su boca, busca tomar contacto oral con personas o se pone en la boca objetos no comestibles. No obstante, a menudo la manifestación de oralidad es indirecta: aumento de peso. La hipersexualidad se presenta como aumento de la libido y frecuente discurso erótico, o bien indirectamente con marcada celotipia y violencia con el cónyuge. La hipoemocionalidad se revela como frialdad o indiferencia ante situaciones emotivas. Por último, la hipermetamorfopsia, menos definida nosológicamente, es lo contrario de la hipometamorfopsia descrita en casos de epilepsia temporal (viscosidad o tendencia marcada a adherir a cada pensamiento o acción).


Existen claros déficit en los procesos ejecutivos, presentando afectación de las capacidades de planificación y ejecución de acciones, con un procesamiento mental en general lento. Se observa una tendencia a la perseverancia y dificultad para alternar tareas o realizar actividades motoras secuenciales. En las fases más avanzadas el paciente necesita estar encamado.


Como sintomatología asociada, la persona con la enfermedad de Pick puede manifestar una verdadera depresión o bien una pseudodepresión; presentándose una falta o pérdida de apetito, llanto y tristeza. El paciente puede volverse arisco, arrogante, actuar fuera de tono y, en general, no respetar los convencionalismos sociales. En líneas generales, los casos de comienzo más precoz tienden a presentar una evolución peor.

Cache hits : 0 [0%]
Cache misses : 1 [100%]
Cache total : 1
Url added to cache : 0



Misses listIn memory, waiting to be written : 0
Ram used : 0